Christopher Eubanks sueña en grande tras alcanzar cuartos de final en Miami

El estadounidense derrotó a Adrian Mannarino en su compromiso de octavos de final

by Leonardo Gil
SHARE
Christopher Eubanks sueña en grande tras alcanzar cuartos de final en Miami

Hay historias que merecen ser contadas. Una de ellas es la de Christopher Eubanks, de 26 años, que en un escenario tan prestigioso como el Masters 1000 de Miami está consiguiendo dar un giro increíble a su carrera.

El tenista estadounidense, que parecía ser una gran promesa hace unos años pero que, en cambio, hasta ahora tenía muchas dificultades para despuntar salvo en el circuito Challenger, se encuentra ahora entre los 100 mejores del mundo por primera vez en su carrera.

En concreto, la victoria de ayer ante Adrian Mannarino -que le envió a cuartos de final, donde se enfrentará a Daniil Medvedev- le ha permitido escalar hasta el puesto número 85 de la clasificación ATP.

Eubanks no puede contener su emoción: "Es una buena sensación. Igual que ayer fue una buena sensación [ganar a Barrere y entrar en el Top-100, ed], ésta es una gran sensación", dijo Eubanks.

"Todos los retrasos, las paradas, los reinicios, el enfriamiento y el calentamiento hacen que un partido como éste sea aún más dulce, y pensar que era mi primer Masters 1000, unos cuartos de final, es realmente especial.

Es una buena sensación, una sensación realmente buena ahora mismo".

Eubanks: A ver cuánto puedo seguir

El momento crucial que quizás hizo que Christopher Eubanks se diera cuenta de que podía hacer algo realmente grande fue la increíble remontada contra otro francés anterior a Mannarino, Gregoire Barrere.

Tras ganar el primer set por 6-3, de hecho, en el tie-break del segundo el estadounidense iba perdiendo por 2-6, por lo que su mente ya estaba puesta en un tercer set. Entonces, sin embargo, se produjo la extraordinaria remontada que le permitió ganar el tie-break y, por tanto, el partido por 9 puntos a 7.

"Creo que hubo muchas emociones diferentes sólo porque, estando abajo en el tie-break, mi mente ya estaba proyectada hacia la idea de un tercer set, así que poder remontar y ganar fue muy importante", dijo Eubanks.

"Fue más el shock de ganar el partido y descubrir que ese partido me había metido en el Top-100, ese fue el momento en el que afloró la emoción". Eubanks se refiere a la escena final tras la victoria, en la que se le ve llevándose las manos a la cara y llorando de alegría.

Este jueves Christopher Eubanks volverá a la cancha del Masters 1000 de Miami, como uno de los ocho mejores de la presente edición, una instancia donde recibirá todo el apoyo de su gente cuando se mida a uno de los grandes favoritos del torneo, el ruso Daniil Medvedev, quien viene dejugar la final de Indian Wells.

Crédito de la foto: reginacortinaphotography

Christopher Eubanks Adrian Mannarino
SHARE