Nick Kyrgios se pavonea: Soy uno de los favoritos en el próximo Open de Australia

El oriundo de Canberra se siente preparado para jugar y competir por su primer Grand Slam

by Leonardo Gil
SHARE
Nick Kyrgios se pavonea: Soy uno de los favoritos en el próximo Open de Australia

Nick Kyrgios es uno de los personajes más emblemáticos del circuito. Genio y desenfreno son las características más aptas para el talentoso jugador de 27 años, candidato al próximo Abierto de Australia como uno de los posibles favoritos al título.

El nativo de Canberra, a poco más de 600 km de Melbourne, sede del "Happy Slam", en realidad nunca ha registrado grandes resultados en su Major natal en los últimos años, aparte de unos cuartos de final en 2015, cuando aún no tenía 20 años y se estrenaba en los grandes escenarios mundiales.

Ahora las cosas han cambiado y Kyrgios tiene una conciencia diferente de sus medios. La última fue sin duda su mejor temporada, culminada con la final de Wimbledon, perdida ante su nuevo gran amigo Novak Djokovic. El excéntrico australiano habló ante los micrófonos del diario The Age, y ofreció interesantes revelaciones: desde predicciones sobre su posicionamiento en el próximo slam, hasta su relación con la ex jugadora Ashleigh Barty:

La nueva conciencia de Kyrgios

"Creo que afronto este torneo con una sensación diferente a mi alrededor.

Soy uno de los favoritos. Normalmente soy el tapado... pero después del año que he tenido, soy uno de los favoritos, así que es algo nuevo para mí. Es la primera vez que llego a un Grand Slam y realmente siento que soy uno de los hombres que pueden traer a casa el trofeo y derribar la puerta.

Una vez que entro en la cancha, normalmente siento que no tengo nada que perder y trato de dar espectáculo, pero esta vez tengo que encontrar un equilibrio", afirmó, "Ahora sólo trato de interiorizar la tensión previa al partido, la ansiedad, sólo trato de salir y pasar el rato con mi equipo tanto como sea posible.

No creo que haya ningún otro jugador, sobre todo en Australia, que esté en el punto de mira de la prensa tanto como yo; es una batalla diaria, algo que está ahí todos los días. Intento aceptarlo y utilizarlo como un privilegio, pero es muy difícil.

Hacía mucho tiempo que un jugador (masculino) local no ganaba el torneo, así que espero que todos encontremos la manera de afrontarlo. Cuando ganó Barty, simplemente sonreí, me alegré mucho por ella.

No soy una persona celosa, piensa que quiero estar allí, pero es especial ver cómo ha reconocido a su familia y a todos los que han compartido el viaje con ella. Espero que algún día cualquier australiano pueda experimentar eso y ganar aquí...

pero ninguno de nosotros es tan dominante como ella. Ganó todos los partidos casi por diversión, sin apenas perder, así que no creo que sea tan fácil para nosotros", concluyó. Kyrgios aun no ha podido jugar su primer partido oficial esta temporada por una lesión que sufrió en la Liga Mundial de Tenis y este viernes jugará una exhibición contra Novak Djokovic que le servirá para calentar motoros de cara al Abierto de Australia y medir cómo está su juego para brillar en casa desde el 16 de enero. Crédito de la foto: Getty Images

Nick Kyrgios
SHARE