JC Aragone, la historia del tenista diabético: Tuve que dejar de jugar



by   |  LEER 589

JC Aragone, la historia del tenista diabético: Tuve que dejar de jugar

Jugar al tenis como atleta profesional, a pesar de una diabetes de tipo 1. Esta es la increíble historia del estadounidense JC Aragone, contada de nuevo en una reciente entrevista. Cuando tenía 16 años, le sobrevino una enfermedad repentina que le mantuvo en coma durante quince días.

Víctima del acné, se le aconsejó que tomara un remedio para evitar que la crema solar arruinara su piel mientras entrenaba bajo el sol de Florida. "Los efectos secundarios fueron devastadores. Pensé que iba a morir", recuerda Aragone, víctima de una insuficiencia renal y hepática.

Dos años más tarde empezó a tener síntomas extraños: estaba constantemente deshidratado, siempre le dolía la cabeza... de hecho era víctima de la diabetes, una enfermedad tan común como terrible.

Datos interesantes sobre JC Aragone

"Fue difícil escuchar a los médicos cuando me dijeron que quizá no podría jugar al tenis profesional de todas formas. Me dijeron que tenía que dejar de jugar y averiguar cómo afectaba la enfermedad a mi cuerpo, cómo afectaría a mi vida.

Quería ser una persona sana con diabetes de tipo 1 y también seguir una carrera en el deporte de alta competición", reveló el estadounidense a tennis.com. Una situación muy especial: "Aprendí que no hay una fórmula exacta para tratar la diabetes, se trata más bien de adaptarse día a día .

Ahora, si miras atrás, no sé cómo lo superé, pero me alegro de haberlo hecho y aprendí mucho sobre mí mismo, tanto en la cancha como sobre la enfermedad", dijo. El actual número 551 del mundo añadió: "Me cuesta jugar al tenis siendo diabético de tipo 1, así que sigo trabajando cada día hasta encontrar la manera.

Si yo puedo hacerlo, creo que los demás también pueden. Estoy seguro de que encontraré la manera de seguir activo y de jugar partidos de competición, intentando convencer a otros como yo de que practiquen este deporte que tanto me gusta", concluyó. Foto: Oracle Challenger Series.