Lorenzo Musetti explica por qué admiraba a David Nalbandian



by   |  LEER 535

Lorenzo Musetti explica por qué admiraba a David Nalbandian

La estrella del tenis italiano, Lorenzo Musetti, de 20 años, admitió que Roger Federer era su ídolo de la infancia, pero añadió que fue David Nalbandian cuyo revés le impresionó más.

Nalbandian, subcampeón de Wimbledon en 2002 y antiguo top 3, jugaba con un revés a dos manos. Musetti, que se encuentra en la mejor posición de su carrera, el número 23 del mundo, juega el revés a una mano, pero siempre admiraba a Nalbandian en lo que respecta al golpe de revés.

"Yo juego un revés a una mano, pero David Nalbandian tenía el revés más notable para mí, aunque jugaba a dos manos. En mi opinión, jugaba uno de los mejores reveses del circuito.

Tuve la oportunidad de conocerle. Es el entrenador de Miomir Kecmanovic. Somos amigos y a menudo entrenamos juntos. A veces, cuando golpeo un revés ganador en la línea, me imagino a David. Federer era mi ídolo de la infancia.

Pero cuando se trata del revés, pienso en Nalbandian", declaró Musetti a la revista Tennis Magazin de Alemania.

Musetti habla de las ventajas de jugar el revés a una mano

Musetti, que ha conseguido sus dos primeros títulos ATP este año, fue preguntado por los aspectos positivos de un revés a una mano.

"Tienes más sensación en ambos lados, más toque, puedes jugar muchas variantes, por la línea, cruzado por la pista. Puedes jugar con topspin y con slice. No es fácil, pero crecer así y tener la capacidad física, la estabilidad y el equilibrio para jugar un revés a una mano, creo que es incluso mejor que un revés a dos manos.

No es fácil devolver con un revés a una mano, especialmente en pistas rápidas. Pero siempre he jugado así, así que estoy contento con mi revés", explicó Musetti. En verano, Musetti derrotó a Carlos Alcaraz en la final de Hamburgo para levantar su primer título ATP.

Musetti, que sólo tiene 20 años, está considerado como uno de los jugadores más talentosos y prometedores del mundo. Musetti tiene grandes ambiciones y está por ver si algún día se convertirá en un campeón de Grand Slam y en el número 1 del mundo.