Carlos Alcaraz: No tuve tiempo de disfrutar del ranking y del Grand Slam



by   |  LEER 616

Carlos Alcaraz: No tuve tiempo de disfrutar del ranking y del Grand Slam

Carlos Alcaraz necesitó tres sets y más de dos horas de juego para superar al británico Jack Draper. El joven murciano, número uno de la clasificación mundial de la ATP, se impuso en una remontada en la primera ronda de las 500 de Basilea con un marcador de 3-6, 6-2 y 7-5.

Después de un comienzo decididamente decepcionante, el español se creció y jugó un partido de alto nivel en los otros dos sets, recuperando y luego ganando el partido. "Tenía varios torneos después del US Open, así que no tuve tiempo de disfrutar del número uno ni de haber ganado un Grand Slam.

Ahora tengo nuevos objetivos para el final de la temporada, con nuevos torneos, así que tengo que estar preparado para los próximos retos", dijo Alcaraz en la entrevista a pie de pista.

Algunas dificultades iniciales a causa de la cancha

No fue fácil enfrentarse a Draper en la primera ronda del torneo suizo: "Draper es un gran jugador, que lo está haciendo muy bien, pero lo que tenía que hacer para ganar era no rendirme".
Alcaraz dijo que tuvo varios problemas al principio a causa de la cancha.

"El comienzo del partido fue difícil para mí, cometí muchos errores no forzados porque intenté jugar muy agresivamente. Esta pista es un poco más lenta para mí que en otros torneos, pero tengo que aprender a manejarla y superar los problemas".

La última pregunta al flamante ganador del Us Open se refiere a la curiosidad de que los cinco españoles en el cuadro principal de un torneo 500 hayan elegido todos Basilea. "El año pasado jugué en Viena y este año quería venir a Basilea para probar nuevos torneos.

Quiero conocer nuevos países y diferentes torneos. Después de este partido tengo que decir que me siento como en casa", concluyó Carlos Alcaraz. Tras una jornada de descanso, el campeón murciano se enfrentará dentro de dos días al ganador entre Botic Van de Zandschulp y Adrian Mannarino, en lo que promete ser otro partido espectacular.