Carlos Alcaraz da una respuesta muy directa a la pregunta sobre sus objetivos



by   |  LEER 605

Carlos Alcaraz da una respuesta muy directa a la pregunta sobre sus objetivos

El actual campeón del US Open, Carlos Alcaraz, ha subrayado que aspira a ganar todos los torneos que juega y que su objetivo es mantenerse en el número 1 el mayor tiempo posible. Alcaraz, de 19 años, levantó su primer título de Grand Slam tras vencer a Casper Ruud en la final del US Open de este año.

Al vencer a Ruud, Alcaraz también ascendió a la cima del ranking, convirtiéndose en el número 1 más joven de la historia del tenis. "Mi objetivo es ganar todos los torneos y seguir siendo el número 1", dijo Alcaraz a SRF.

Esta semana, Alcaraz, primer cabeza de serie, debuta en el Swiss Indoors Basel. Antes de su debut en Basilea, Alcaraz practicó con Ruud. "Estuve entrenando con Casper Ruud y pude conocer de primera mano tanto la superficie como el estadio.

Me sentí bastante bien y estoy deseando que llegue el primer partido", añadió Alcaraz.

Alcaraz tiene lo necesario para dominar durante mucho tiempo

Alcaraz se ha marcado unas expectativas y unos objetivos muy altos.

En una reciente entrevista para Tennis Majors, el entrenador Patrick Mouratoglou explicó lo que hace de Alcaraz un talento tan impresionante. "Combina las cualidades de los tres mejores jugadores de todos los tiempos.

Creo que al que más se acerca su juego es a Federer. Como él, es súper agresivo y súper creativo, siempre intentando hacer algo con la pelota. La velocidad con la que es capaz de ir desde la línea de fondo hasta el interior es puro Roger.

Y al mismo tiempo, tiene las cualidades de contraataque de Djokovic. Y puede jugar largos peloteos con mucho efecto, como Nadal. Y, por si fuera poco, sirve muy bien para su tamaño (1,83 m), y devuelve muy bien", dijo Mouratoglou.

Tras ganar su primer título de Grand Slam, se le preguntó a Alcaraz si su objetivo era batir el récord de 22 Grand Slams de Rafael Nadal. Alcaraz se negó a entrar en esa conversación, diciendo que era demasiado pronto para hablar de eso.