John McEnroe y los retos de sus inicios: Habitación a 4 dólares la noche en París



by   |  LEER 1824

John McEnroe y los retos de sus inicios: Habitación a 4 dólares la noche en París

John McEnroe aún recuerda perfectamente sus inicios como profesional del tenis, ya que considera que el hecho de haber sido arrojado al fuego antes de tiempo le ayudó a crecer y madurar más rápido.

En el verano de 1977, un McEnroe de 18 años hizo las maletas y voló a Europa para competir en la fase de clasificación del Abierto de Francia. En aquel momento, McEnroe sólo tenía 500 dólares en el bolsillo y eso debía ayudarle a pasar las siguientes siete semanas.

Por aquel entonces, no existían las reservas de hotel por Internet, así que McEnroe tuvo que buscarse una habitación cuando tocó París. En una entrevista con Tennis365, McEnroe recordó sus inicios como profesional y explicó algunas de las ventajas de las que gozan los jóvenes jugadores de hoy en día.

"Recuerdo la primera vez que vine a Europa cuando era el número uno del mundo en la categoría junior y me dieron 500 dólares para siete semanas, no me prepararon ninguna habitación de hotel, no tenía entrenador y me enviaron solo, pero acabé llegando a las semifinales de Wimbledon ese verano y me cambió la vida.

Me perdí la graduación del instituto, pero creo que en cierto modo me vi obligado a crecer por mi cuenta. Y creo que eso fue mejor en cierto sentido. Tuviste que aprender a superarlo", dijo McEnroe a Tennis365.

McEnroe no podía pagar el mejor hotel en París

Afortunadamente para McEnroe, pudo llegar al cuadro principal del Abierto de Francia, y entonces ya no tuvo que preocuparse por los hoteles.

Ese mismo verano, McEnroe logró su primer gran avance al llegar a la semifinal de Wimbledon. "En cierto modo, era demasiado. Recuerdo que intentaba conseguir una habitación de hotel en París la noche antes de tener que jugar la última ronda de la fase previa porque no podía permitirme seguir pagando el hotel donde estaban los jugadores del cuadro principal.

Recuerdo que fui a un hotel donde no hablaban inglés, había una tenista que hablaba francés y me ayudó a conseguir la habitación por 4 dólares la noche y no dormí nada esa noche.

Sólo cuando pasé el cuadro principal del Abierto de Francia pude ir al hotel principal donde se alojaban los jugadores. Afortunadamente, no tuve que volver a preocuparme de pagar hoteles después de eso", añadió McEnroe.