Marta Kostyuk: No tengo ninguna venganza personal pendiente



by   |  LEER 1176

Marta Kostyuk: No tengo ninguna venganza personal pendiente

El compromiso de Marta Kostyuk de seguir denunciando los horrores de la guerra ruso-ucraniana sigue siendo muy fuerte. Kostyuk dijo que es una portavoz de su país: "No sé cómo sentirme al respecto, ser portavoz.

En realidad, este papel me conviene. Represento a mi país mucho más que antes. Cuando hago algo, no lo hago sólo por mí, hay todo un país que me sigue y me apoya. Cuando sabes esto, enfocas las cosas de otra manera".

Kostyuk que, sin embargo, intenta al mismo tiempo mirar hacia adelante y afrontar mejor la situación que está viviendo, sin sentir ningún sentimiento de venganza hacia nadie, especialmente después del asunto con Victoria Azarenka en el US Open: "No tengo venganzas personales contra nadie, no he criticado la personalidad de nadie.

Viktoria Azarenka es una gran competidora y este es un aspecto que no se puede cancelar, la guerra no se puede cancelar. Seguiré saludando a otras jugadoras con mi raqueta: es lo correcto, porque hay millones y millones de personas luchando y muriendo a cada momento.

No puedo chocar los cinco con la gente que no me ha mostrado su apoyo, ni siquiera en privado, más allá de la esfera pública. Quiero disfrutar de mi carrera, incluso jugando contra Vika. Ahora soy mucho más consciente de todo lo que me rodea, de que hay mucho más que el tenis.

Me gusta poder jugar y estar sana, sin lesiones, disfrutando del entorno privilegiado del tenis. Jugué la segunda ronda del US Open y me dije que lo disfrutara, que no mucha gente llega tan lejos".

Cuál fue el problema entre Kostyuk y Azarenka

El conflicto entre Rusia y Ucrania, por desgracia, no cesa, así como la polémica que lo rodea.

Entre los protagonistas pertenecientes al mundo del tenis se encuentra Marta Kostyuk, que recientemente tuvo una disputa con la bielorrusa Victoria Azarenka, que participó en una recaudación de fondos realizada poco antes del inicio del US Open.

Kostyuk dijo: "Imagina que hay una recaudación de fondos para los judíos durante la Segunda Guerra Mundial y una jugadora alemana quiere apuntarse. Eso sí, durante la guerra, no 70 años después.

No creo que los judíos puedan entenderlo". La joven tenista originaria de Kiev esperaba una actitud diferente por parte de los demás jugadores, que, según ella, habrían dejado el tema en un segundo plano.