Quiero ser el número uno: Carlos Alcaraz habla antes de su debut en Umag



by   |  LEER 2148

Quiero ser el número uno: Carlos Alcaraz habla antes de su debut en Umag

Carlos Alcaraz debutará en el cuadro principal de Umag contra Norbert Gombos el jueves por la noche. El español habló en rueda de prensa y elogió a Croacia: "El lugar es genial, así que me siento como en casa.

La gente de aquí también es muy agradable. Tengo mucho que hacer, obviamente, en la cancha, aquí puedo relajarme cuando no estoy jugando y también puedo divertirme. Tenemos casi toda la mañana libre para hacer cualquier cosa, juntos o sin mi equipo, tumbados en la habitación o directamente en la playa", dijo.

El año pasado, el ibérico ganó el título e intentará defenderlo este año: "Evidentemente, recuerdo con placer la final, un momento bastante especial para mí, cuando levanté el trofeo por primera vez.

Fue bonito e importante para mí. No me voy a esconder, fue una sorpresa para mí que unas 200 personas vinieran a verme al campo estos días. Me estoy acostumbrando", añadió.

El sueño de Alcaraz

El joven de 19 años llegó a Umag en un vuelo junto al italiano Lorenzo Musetti: "Viajé con él, pero no hablamos del partido.

Él charló con sus entrenadores y yo me quedé en mi habitación", reveló. El objetivo: "Estar en la quinta posición del ranking creo que es un paso más en el camino que estoy recorriendo.

Mi sueño es llegar a ser el número uno y, obviamente, primero hay que pasar por estos lugares. Para conseguirlo seguiré trabajando duro cada día. Estoy muy contento con mi rendimiento y con mi posición actual en la clasificación.

Sólo tengo cuatro tenistas por delante. Para ganar un Grand Slam definitivamente necesito mejorar el aspecto mental para estar listo y preparado para jugar durante cuatro o cinco horas seguidas. En todas las batallas que he perdido este año en los tres Slams (Open de Australia, Roland Garros y Wimbledon) he empezado mal y no he manejado la presión y los nervios de la mejor manera.

Es difícil mantener la concentración y la intensidad durante casi cuatro horas", continuó. Y concluyó: "No me presiono y trato de no pensar en las expectativas de la gente. Sigo jugando y ganando por mi equipo y para conseguir mi objetivo/sueño, que sé y quiero perseguir hasta el final.

Estoy preparado, incluso físicamente, para defender el título. Me siento cómodo aquí. Después de Umag volveré a casa para entrenar un poco en cemento antes de volar a Montreal. Esta es mi idea y el plan actual"