Tuve poco tiempo: Carlos Alcaraz explica su difícil momento en Hamburgo



by   |  LEER 582

Tuve poco tiempo: Carlos Alcaraz explica su difícil momento en Hamburgo

El regreso tras la temporada de hierba no fue nada fácil para el joven talento español Carlos Alcaraz. El murciano, de 19 años, debutó en el torneo contra el wild card alemán Kuhn, número 259 del ranking ATP.

Muchos esperaban un trámite y por eso se sorprendieron mucho al ver una versión muy apagada y esforzada de Alcaraz. El Enfant prodige ibérico empezó mal perdiendo el primer set, le dio la vuelta al partido dominando la segunda manga, y volvió a sufrir en el set decisivo, ganado sólo en el tie-break del tercer set.

Alcaraz, cabeza de serie número 1, es el favorito en Hamburgo, estuvo a punto de dar la sorpresa en la primera ronda y ahora, en los próximos días, se enfrentará al serbio Filip Krajinovic, un rival nada fácil incluso en tierra batida.

El de ayer fue uno de los peores partidos de la temporada para Alcaraz y el español intentó explicar sus sensaciones en el postpartido. Estas son sus palabras: "Sinceramente, venía de la hierba, tenía poco tiempo para prepararme y sabía que los primeros partidos podían ser complicados y muy difíciles.

Al final estoy contento de haber conseguido ganar y creo que la segunda ronda será mucho mejor"

Alcaraz y sus metas

Antes del comienzo del torneo, Alcaraz explicó algunas cosas sobre su futuro y sobre sí mismo.

Estas son sus declaraciones: "Me hace feliz ver que los jóvenes me miran y me ven como un ejemplo. Siempre intento hacerlo lo mejor posible, antes de ser un gran atleta quiero ser una buena persona, eso es lo más importante para mí en este momento.

Cuando era niño también pedía fotos a los jugadores, así que ahora intento tener tiempo para regalar una sonrisa a todos los que se acercan a pedirme una foto o un autógrafo. ¿Dónde mejorar? El revés, por supuesto.

Ferrero también me enseñó a mantener el mismo nivel de intensidad durante todo el partido, a ser constante con el nivel de intensidad durante dos horas. En cuanto a las dejadas, es algo que he tenido desde que era un niño, siempre me ha gustado hacerlo"