Kyrgios responde a las acusaciones de violencia: Me siento como en El último baile

El australiano y su equipo legal ya respondieron ante los señalamientos

by Leonardo Gil
SHARE
Kyrgios responde a las acusaciones de violencia: Me siento como en El último baile

Nick Kyrgios es uno de los deportistas más característicos del circuito, famoso por sus polémicas como por su inmenso talento. De cara a este partido al duelo de cuartos de final contra el chileno Cristian Garín, son horas especialmente importantes para Nick: según un informe del Canberra Times, el talentoso australiano ha sido citado para responder a las acusaciones de violencia doméstica de su ex novia, Chiara Passari, el 2 de agosto.

Desde luego, no son buenas noticias para el australiano, que, en caso de un veredicto negativo en su contra, podría enfrentarse a hasta dos años de prisión. El abogado del tenista, Jens Monfeet, declaró al periódico: "Nick está acusado de violencia doméstica.

La naturaleza de estas acusaciones es muy seria y el Sr. Kyrgios se lo toma muy en serio. Dado que las acusaciones han llevado a Nick a los tribunales, no prefiere hacer declaraciones en esta fase. Los abogados también han querido confirmar el asunto diciendo: Hasta su comparecencia ante el Tribunal de Camberra, Nick no está acusado de ningún delito´'".

Kyrgios y la respuesta a los periodistas

Antes del desafío con Garín, Nick respondió rápidamente a los periodistas volviendo a la historia: "Me siento como si estuviera en un episodio de El último baile".

El tenista australiano se refirió así a la famosa serie sobre Michael Jordan y los Chicago Bulls, el histórico equipo de la NBA. Chiara Passari ha hablado varias veces del asunto y lo ha comentado en el pasado: "No puedo olvidar cuando Nick me dejó sola en la calle a las 4 de la mañana en Nueva York, quitándome el móvil y la cartera y mientras tanto se fue con una de sus ex novias.

Me dijo que era mi culpa y que no debía hacerme la víctima, luego se jactó ante sus amigos de que se había acostado con una stripper, esto fue sólo tres días después de que rompiéramos.

Me llamó un día y me dijo que no debía hacer estupideces como suicidarme, que debía callarme y dejarle en paz".

SHARE