Daniel Evans tras entrenar con Andy Murray: estaba jugando bastante bien



by   |  LEER 480

Daniel Evans tras entrenar con Andy Murray: estaba jugando bastante bien

El tenista británico, Daniel Evans, dijo que disfrutó de tener un entrenamiento con Andy Murray y agregó que el tres veces campeón de Grand Slam se veía bien en la práctica. Murray, dos veces campeón de Wimbledon, sufrió una lesión abdominal durante la final de Stuttgart contra Matteo Berrettini.

Murray se retiró del evento ATP de la semana pasada en Queen's, pero espera estar completamente en forma para Wimbledon. "Estoy rehabilitando todos los días y también evitando hacer cualquier cosa que sea irritante para la zona que me lesioné", dijo Murray.

"Sigo haciendo un buen trabajo, pero necesito asegurarme de que la lesión está completamente curada antes de empezar a ponerla en posiciones en las que es vulnerable actualmente. Estoy haciendo todo lo que seguramente se espera de los fisioterapeutas, el tratamiento y la rehabilitación, y me estoy dando la mejor oportunidad para estar aquí el lunes"

Evans: Murray me pareció bien

"Me pareció que estaba jugando bastante bien. No voy a comentar si él cree que está jugando bien, pero jugó bien contra mí. No estoy seguro de cómo está la lesión.

No es algo de lo que hayamos hablado. Parecía estar bien cuando practicamos pero, obviamente, no puedo estar seguro. Fue un buen entrenamiento, muy divertido", dijo Evans, según el Daily Express. Murray se ha centrado en la temporada de hierba y su preparación para Wimbledon incluye el reencuentro con su ex entrenador Ivan Lendl.

Los tres títulos de Grand Slam de Murray llegaron durante sus dos primeras etapas con Lendl. "Creo que está contento de tener a Ivan de vuelta y parece que está funcionando de verdad. Estaban sonriendo, los dos", dijo Evans sobre el reencuentro de Murray con Lendl.

Murray no ha llegado lejos en Grand Slam en cinco años y no es un secreto que cree que Wimbledon es su mejor oportunidad para brillar en un Major. En Wimbledon 2017, Murray llegó a los cuartos de final, en los que perdió tras verse muy perjudicado por una lesión de cadera. Desde entonces, Murray no ha llegado a cuartos de final en ningún Grand Slam.