Venus Williams y el síndrome de Sjogren: Me resulta dfícil usar lentes de contacto



by   |  LEER 566

Venus Williams y el síndrome de Sjogren: Me resulta dfícil usar lentes de contacto

La siete veces campeona de Grand Slam, Venus Williams, revela que el síndrome de Sjogren le provoca sequedad en los ojos y le dificulta aún más el uso de lentes de contacto. En 2011, Williams fue diagnosticada con el síndrome de Sjogren, una enfermedad autoinmune.

Desde entonces, Williams ha hecho varios cambios en su estilo de vida. Afortunadamente, Williams pudo continuar con su carrera y, a los 42 años, sigue figurando como jugadora en activo. "Algunos de los síntomas característicos del síndrome de Sjogren son la sequedad de ojos y de boca, por lo que ese es uno de los factores que diferencian al síndrome de Sjogren de muchas otras enfermedades autoinmunes.

Con las enfermedades autoinmunes, algunos de los síntomas típicos son el dolor de las articulaciones y la fatiga, así que esos son síntomas que también puedes tener con el síndrome de Sjogren", dijo Williams en un vídeo subido a su canal de YouTube, según cita Sportskeeda.

Williams: Algunos de los síntomas son la sequedad de ojos y de boca

"Esos amigos extra especiales que vienen con él son los ojos secos y la boca seca", añadió Williams. "Me resulta muy difícil llevar lentes de contacto.

Tengo los ojos demasiado secos para usarlas. Puede ser muy incómodo hasta el punto de que te salgan llagas en la boca, así que, como puedes ver, un nivel extremo del síndrome de Sjogren o un brote extremo, o los síntomas extremos pueden empezar a afectar realmente a tu vida"

Antes de que le diagnosticaran la enfermedad de Sjogren, Williams se cansaba constantemente. Tras recibir el diagnóstico, Williams pudo por fin recibir un tratamiento adecuado y abordar el problema. "Las enfermedades autoinmunes afectan a la vida de todo el mundo de forma diferente", afirma Williams.

"En mi caso, es evidente que afectó a mi trabajo y a mi profesión. No pude seguir jugando al tenis, y estuve fuera de juego durante unos nueve meses. También tuve problemas para jugar mi mejor tenis, así que, por supuesto, eso fue frustrante, especialmente cuando tienes una gran expectativa de ti misma"

La semana pasada, Williams confirmó que no participará en Wimbledon. Sin embargo, no ha cerrado la puerta a un posible regreso en lo que queda de 2022.