Los objetivos de Carlos Alcaraz para la próxima temporada



by   |  LEER 445

Los objetivos de Carlos Alcaraz para la próxima temporada

Fue la primera temporada de Carlos Alcaraz. El joven talento español comenzó 2021 accediendo al cuadro principal del Abierto de Australia al vencer a Filip Horansky, Evgeny Karlovskiy y Hugo Dellien en el torneo clasificatorio.

En Melbourne, Alcaraz encontró su primera victoria en un Grand Slam contra Botic van de Zandschulp y luego perdió en la segunda ronda ante Mikael Ymer. En casa, concretamente en Marbella, el joven de 18 años se empujó a las semifinales, antes de llegar a los octavos de final también en Roland Garros.

Tras la clara derrota ante Daniil Medvedev en Wimbledon, el primer título ATP de Alcaraz llegó a Umag, donde ganó con un claro 6-2, 6-2 al experto Richard Gasquet. Por si fuera poco, el pupilo de Juan Carlos Ferrero accedió a los cuartos de final del US Open al vencer al entonces número tres del mundo, Stefanos Tsitsipas, en cinco sets.

En la última parte de la temporada, Alcaraz finalmente ganó las Next Gen ATP Finals en Milán sin demasiados problemas y solo la positividad en Covid-19 le impidió representar a España en la Copa Davis; España que luego abandonó la histórica cita por equipos antes de los cuartos de final por la decisiva derrota ante Rusia.

Alcaraz marca metas para la próxima temporada

El español, que terminó el año 32 en el ranking ATP, que recibió el "Premio Promesa" en Madrid, reveló sus objetivos para 2022.

"Este año ha llegado el punto de inflexión. Espero que esto sea solo el comienzo de algo grandioso. Mantendré este premio en mi habitación. Me alegro de que se haya reconocido el trabajo realizado”, explicó Alcaraz en palabras recogidas de la web oficial de la ATP.

“En 2022 quiero apuntar aún más alto y espero entrar en el top 15. También podría intentar clasificarme para las Finales ATP en Turín 2022. Es un objetivo complicado de lograr, veremos qué pasa en la parte final de siguiente temporada.

No siento la presión, sé el camino a seguir. Solo tuve dos o tres días de vacaciones y una semana sin tocar la raqueta”.