Andy Murray: Me decepcionó mucho no poder ir a Australia



by   |  LEER 741

Andy Murray: Me decepcionó mucho no poder ir a Australia

Tras ganar el torneo de Amberes en 2019 al derrotar en la final a Stan Wawrinka, el ex número uno de la ATP, Andy Murray, volvió a jugar al tenis solo diez meses después, en Cincinnati y en plena pandemia de Coronavirus, logrando competir en octavos de final antes de ser derrotado ante Milos Raonic en dos sets.

En el US Open de Nueva York, ganado en 2012, el campeón escocés superó a Yoshihito Nishioka en una increíble remontada en la primera ronda, pero fue derrotado en el siguiente partido por el muy joven Félix Auger-Aliassime con un marcador de 6-2, 6-3 y 6-4.

En Roland Garros, Andy perdió rápidamente ante Wawrinka, anotando solo seis juegos en total. Al llegar a Colonia, el camino de Murray se hizo añicos en su primer partido contra Fernando Verdasco, en el que fue el último torneo del jugador británico de la temporada 2020.

Murray y el no poder jugar el Abierto de Australia

Decidido a hacer su regreso a la cancha en Melbourne en el Abierto de Australia, el ex número uno del mundo tuvo que rendirse en el último momento debido a su positividad ante el Coronavirus, del que luego acusó públicamente a la plantilla inglesa de la 'National Tennis Centre 'en Londres, donde pasó su período de formación.

Andy, por tanto, volvió a jugar semanas después en Italia, en Biella, donde perdió en la final de la ronda Challenger prevista para principios de febrero. En Montpellier fue inmediatamente derrotado por Egor Gerasimov, mientras que en Rotterdam ganó una remontada con Robin Haase antes de ceder ante Andrey Rublev.

"Me decepcionó mucho no poder ir a Australia", admitió Andy recientemente a los micrófonos de la ATP. “Me había preparado y entrenado muy bien. Me sentía muy bien y mi tenis estaba en muy buena forma.

Se suponía que debía ir a jugar a Delray Beach, pero luego preferimos retirarnos porque los casos de positividad en Florida aún eran bastante altos. Desafortunadamente, también registramos algunos casos en nuestro Centro Nacional de Tenis, así que sí...

fue realmente muy decepcionante. No seguía mucho el Abierto de Australia por televisión y dejé de seguir a diferentes jugadores en las redes sociales, porque no quería verlos entrenar y divertirse. Yo también quería estar ahí. Traté de alejarme de eso”.