Escudé: Tsonga hubiera merecido un Grand Slam, pero Federer, Nadal y Djokovic...



by   |  LEER 1091

Escudé: Tsonga hubiera merecido un Grand Slam, pero Federer, Nadal y Djokovic...

El dominio de Roger Federer, Rafael Nadal y Novak Djokovic ha tenido un gran impacto en la era moderna del tenis masculino, impidiendo que muchos jugadores excelentes ganen lo que se merecían. Los 3 grandes han conquistado la belleza de 57 títulos de Grand Slam, además de batir cualquier récord incluso en el Masters 1000.

Baste decir que Dominic Thiem tuvo que esperar hasta el US Open 2020 para convertirse en el primer jugador nacido en los 90 en ganar un Major. El austriaco lo vio facilitado por la ausencia de Federer y Nadal, sin olvidar la sensacional descalificación de Djokovic por un golpe accidental a un juez de línea.

Entre los que merecieron ganar el Slam está sin duda Jo-Wilfried Tsonga, capaz de alcanzar sólo una final en el Abierto de Australia en 2008. Durante una muy larga entrevista con 'GQ Magazine', el ex tenista francés, Nicolas Escué, recordó su colaboración con Tsonga y analizó lo que no le permitió a Jo dar un nuevo salto cualitativo al más alto nivel.

Escude: Es necesario tener una gran consistencia de desempeño

“Trabajé con Tsonga durante dos años. Evidentemente, su potencial era considerable, pero no era el único. Roger Federer, Rafael Nadal y Novak Djokovic son los principales responsables de que nunca haya ganado un Grand Slam.

No olvidemos que Thiem ganó una tras perder tres finales, mientras que Zverev aún no lo ha logrado. En los últimos 10-15 años, si miramos a los jugadores que han podido ganar al menos un Grand Slam, solo quedan Andy Murray, Juan Martín Del Potro, Marin Cilic y Stan Wawrinka, fuera del Big 3.

Tienes que ser bueno para aprovechar la oportunidad cuando se abre la ventana. Lo importante es seguir creyendo en ello y tener una buena consistencia de rendimiento en los torneos más importantes. En cuanto a Gael Monfils, o al propio Tsonga, había otros jugadores además de los 3 grandes que eran más fuertes que ellos”, explicó Escudé.