Sabine Lisicki cuenta su lucha contra la mononucleosis: Me asusté muchísimo



by   |  LEER 443

Sabine Lisicki cuenta su lucha contra la mononucleosis: Me asusté muchísimo

Dura ha sido la trayectoria de la jugadora Sabine Lisicki, quien batalló para vencer a una dura enfermedad como la mononucleosis, que ha retirado a destacados tenistas como el croata Mario Ancic o al sueco Robin Soderling.

La alemana concedió una entrevista a la revista "Tennis Magazine", donde contó cómo vivió el duro proceso. "Fuimos a ver a varios médicos entre los meses de abril y agosto. Antes de Wimbledon ingresé en un hospital porque estaba muy mal.

Se descartó la inflamación del músculo cardíaco, entre otras. Aún no sé como pude jugar tres partidos de fase previa bajo estas condiciones", revela la germana, quien jugó la final de Wimbledon 2013.

"Después de ese torneo supe que algo no estaba yendo bien. Un médico especializado en inmunología me hizo más pruebas y detectaron la mononucleosis. Cuando supe la noticia, pensé en Soderling o Ancic, que tuvieron que retirarse por esto.

Me asusté muchísimo. No soy una persona de las que se queda en casa sentada en el sofá viendo la vida pasar. Poco a poco vi la luz al final del túnel. Al principio entrenaba durante 15 minutos dos veces a la semana.

Poco a poco fui encontrándome mejor. Las otras lesiones del tipo cirugía no me importaron mucho, porque tarde o temprano acabas recuperándote, pero situaciones así es más complicado", agrega.

Sabine Lisicki: Poco a poco vi la luz al final del túnel

La vuelta siempre es complicada, en la mayoría de los casos el retorno se produce de alguna lesión, pero esta es una enfermedad que afecta muchísimo el sistema respiratorio, por lo que regresar a la rutina, al trabajo, fue complejo para la jugadora alemana.

"Fue un poco complicado volver a la dinámica. En estos momentos me encuentro bien. Han pasado casi dos meses del último partido que jugué en el circuito. Estar tanto tiempo inactiva es muy duro y a veces nada divertido.

2020 fue un año un tanto complicado a causa del coronavirus. No puedo quejarme del todo, ya que estuve durante todo ese tiempo con mi familia. En una pandemia como esta, lo más importante es mantenerse saludable", reconoce la teutona sobre el accidentado 2020.

En el cierre del encuentro Lisicki contó cómo ha sido su evolución y cómo se prepara para la campaña que recién comienza, convencida de que mejorará para jugar los grandes torneos.

"Es muy complicado el decir en que momento estoy ahora mismo. En 2018 jugué la final en Taipei a finales de temporada. En diciembre tuve una gran preparación de cara al Open de Australia, pero días antes de disputar el torneo tuve una bronquitis.

El año pasado también sufrí una fiebre glandular. Es muy complicado el poder lidiar con este tipo de molestias. Durante este periodo jugaba muy bien, pero muchas veces después del primer set no podía seguir jugando con normalidad. Fue una sensación muy mala. Espero que en 2021 la situación vaya mejor"