Diego Schwartzman se puede ir con la cabeza bien en alto de París



by   |  LEER 2741

Diego Schwartzman se puede ir con la cabeza bien en alto de París

Y si, se comió una dona (6-0) en el cuarto set. Pero, quien no recibió una dona por parte de Rafael Nadal, en algún partido disputado en polvo de ladrillo?. Primero que nada, hay que llegar a poder jugar contra Rafa, en Roland Garrós y más en la ronda de cuartos de final.

En el mundo de los mortales, eso implica, ser de los mejores tenistas del mundo, con todo lo que conlleva, una cantidad de horas en la cancha muy importante, cuatro victorias en el Abierto de Francia en fila, y todo eso, para poder pararse frente a Rafael Nadal, si el sorteo te lo permite.

Sumemos el hecho de ganarle un set en la cancha central del Abierto de Francia 2021, y tenerlo durante más de dos horas, dando lo mejor de sí, sin guardarse nada en el repertorio, para poder doblegarte. Eso es lo que sucedió en los tres primeros sets del partido que el zurdo de Manacor, acaba de ganarle al mejor tenista latinoamericano del momento.

El 6-0 del cuarto set, es la consecuencia del por qué Rafael Nadal es Rafael Nadal, y Diego Schwartzman es uno de los mejores mortales que juegan al tenis en polvo de ladrillo. Diego comenzó el partido tirando de todos lados, para no ceder terreno en la pista, con algunos desaciertos, que fueron corrigiéndose a medida que entraba en el match, El primer quiebre de Rafa fue un "despertate" para el sudamericano, que enseguida salió a por el servicio del manacorí, sabiendo que si no recuperaba el quiebre en el siguiente juego, la confianza del zurdo sería casi imposible de quebrar.

Lo que no contaba el bonaerense, fue que Rafael Nadal, no da una sola pelota por perdida, y que busca y busca todos y cada uno de los puntos de cada partido. Así que, con la pizarra equilibrada en rompimientos, volvió a la carga para tomar el servicio de su rival, y cerrar en su favor la primera manga.

Ya en el segundo set, el peque salió a arriesgar, sabiendo que si se le iba este parcial, Rafa sería imparable.

Sin embargo, el 13 veces campeón del Internacional de Francia, no le daría tregua alguna en la batalla, por lo que las acciones se estiraron hasta el décimo juego, donde Rafa falló dos derechas sin ser forzado, y el set cayó a las manos de Diego.que puso de pie a todo el estadio Philippe Chatrier.

Rafael Nadal volvía a perder un set en Roland Garrós, desde que Dominic Thiem le quitara uno en la final de 2019.

La tercera manga fue otra lucha sin cuartel, donde nadie daba un milímetro de ventaja sin que lo obligaran a ceder a la fuerza.

Schwartzman siguió con el pié en el acelerador, hasta el fondo, dejando todo en la pista, y Rafael Nadal, no se guardaba nada para después. Fue en el 4-4 que el zurdo puso el turbo en funcionamiento y rompió el servicio y las esperanzas de Diego Schwartzman con puntos como este.

Ese 6-4 fue la estocada que desangró las ilusiones del sudamericano. El cuarto set es una anécdota. Un trámite que el 20 veces campeón de Grand Slam, supo resolver con la mayor solidez y rapidez posibles.

Saltó a la pista a la búsqueda del partido y se encontró con un rival desmoronado emocionalmente. el 6-0 final es la clara diferencia que separa a los mortales del dios del tenis en arcilla.

Sin embargo, el peque hizo lo que nadie hacía desde 2019, le sacó un set a Nadal, y obligó al ibérico a poner toda la carne en la parrilla para poder llevarse el pase a semi finales del Abierto de Francia 2021.

Y es por eso, que esta ovación, con la que el Philippe Chatrier despidió al argentino, es más que merecida, y Diego puede irse con la cabeza bien en alto, por que no todos los dias se obliga a Rafael Nadal, a dar la mejor versión de Rafael Nadal, para que el zurdo gane el partido.