Filippo Volandri: Doy gracias a Dios por poder contar con estos chicos



by   |  LEER 321

Filippo Volandri: Doy gracias a Dios por poder contar con estos chicos

“Estamos aquí otra vez”. Las palabras de Fabio Fognini tras certificar el pase de Italia a las semifinales de la Davis Cup by Rakuten Final 8 con su victoria sobre Tommy Paul y Jack Sock por 6-4 y 6-4 , recuerdan que hacía mucho tiempo que el equipo no llegaba tan lejos en la competición.

Hay que irse ocho años atrás, en 2014, cuando disputaron esa ronda por última vez, cayendo ante la Suiza de Roger Federer y Stan Wawrinka, a la postre, los campeones. Ha sido un día grande para el equipo italiano, que ha sabido hacer de tripas corazón y no rasgarse las vestiduras con las bajas de última hora de sus dos mejores raquetas, Jannik Sinner y Matteo Berrettini.

Cerraron filas y los que están en Málaga se prepararon a conciencia para la eliminatoria contra Estados Unidos bajo la dirección de su capitán, Filippo Volandri. “Estoy muy orgulloso de mi equipo.

De principio a fin. Incluso Matteo, que no podía jugar, pero ha sido parte importante de este equipo al igual que Jannik desde casa. Doy gracias a Dios por poder contar con estos chicos. Cada uno de ellos está listo para llevar a cabo su tarea desde que les llamé”, destacó el capitán italiano en pista.

La jornada había empezado de cine para Italia de la mano de Lorenzo Sonego. En él parecen haber encontrado un sustituto perfecto (llegó tras la renuncia de Sinner). El punto inicial de una eliminatoria de la Davis Cup by Rakuten es siempre importante.

Y el equipo italiano salió más que mentalizado para dar el primer golpe sobre la mesa en su duelo con Estados Unidos. Todos a una, haciendo piña y alentando sin tregua a Lorenzo Sonego, número dos italiano, llamado en el último momento tras la renuncia de Jannik Sinner.

Pletórico Sonego Si hay una cosa que tenía claro el capitán, Filippo Volandri, es que el turinés es de los que se entregan de principio a fin. Agresivo, valiente, sabiendo en todo momento el estilo de juego que podía incomodar más a Tiafoe y extremadamente hábil cuando tiene que defenderse, dio primero.

Y así, tras romper el servicio del estadounidense en el sexto juego (4-2) acabaría llevándose la manga inicial, insuflando fuerzas y moral a todo el equipo. Y lo celebró a lo grande Sonego. No era para menos: 7 saques directos y apenas 4 errores en los 37 minutos que duró la manga.

El set perfecto para abrir unos cuartos de final de la Davis Cup. ¿Podría mantener ese mismo nivel en el segundo parcial? Porque subió sus prestaciones Tiafoe en la que es, apenas, su tercera eliminatoria de Davis Cup.

Y así, logró el premio de disponer de su primer ‘break point’ del encuentro con un marcador favorable (3-2) e incluso en el tie break que decidiría el duelo de hasta 3 puntos de set para igualar la contienda y poner el miedo en el cuerpo a los italianos.

Pero a Sonego no se le encogió el brazo en ningún momento. Todo lo contrario. Siguió siendo igual de agresivo y sólido. Estaba claro que este set, y en consecuencia, el partido, no iba decidirse con tanta facilidad.

Y lo confirmó la montaña rusa del tie break, con alternativas para ambos. Al final sería Sonego quien podría celebrar a lo grande el primer triunfo de Italia en esta Final 8 de Málaga. A su tercera oportunidad, sentenció el primer punto, para delirio de una grada que este jueves se ha visto invadida por los niños y niñas de las 29 escuelas de Málaga y alrededores que han sido invitados a presenciar el duelo.

Fritz salvó los muebles para Estados Unidos El duelo entre los dos números uno fue un partido lleno de golpes explosivos, que se decidió por unos pocos puntos. Sin embargo, Fritz, que estaba obligado a ganar, se mostró demasiado sólido, resistiendo el extravagante juego de su rival y el ferviente apoyo italiano.

Fritz, que se clasificó y llegó a las semifinales de las Finales ATP a principios de noviembre, continúa con su excelente año y ahora se llega a un dramático partido decisivo en la primera de las dos eliminatorias de cuartos de final del jueves.

"Cuando juegas para un equipo, para más gente que para ti mismo, lo sientes", dijo Fritz después. "Pero hoy me he sentido bien, con confianza y sin demasiados nervios. Las competiciones por equipos son geniales, al estar con todos estos chicos. Somos todos muy buenos amigos y es estupendo poder representar a nuestro país"