Guido Pella: Tengo 31 años y quiero disfrutar de lo que hago



by   |  LEER 243

Guido Pella: Tengo 31 años y quiero disfrutar de lo que hago

Uno de los desafíos que enfrenta desde hoy el equipo argentino es el de enfrentar a jugadores desconocidos para ellos, ya que Bielorrusia llegó a Buenos Aires con un equipo plagado de juveniles para esta serie por el Grupo Mundial I de la Copa Davis por Rakuten.

¿Cómo se hace ante una situación así? Éste es el caso de Guido Pella, el segundo singlista del equipo de Gastón Gaudio, quien enfrentará a Erik Arutiunian, de 16 años, sin ránking ATP pero 42º en el listado mundial júnior de ITF.

“La preparación es prácticamente la misma. Hay que tratar de agarrar el ritmo de partido, adaptarse a la cancha, que está pesada, y ver qué intenta mi rival en los primeros games. Seguramente habrá un poco de incertidumbre en los juegos iniciales.

Y de alli en más uno ya sabrá cuáles son algunos de sus defectos y virtudes. Y armar la estrategia”, analizó Pella, campeón de la Copa Davis con Argentina en 2016. Antes de ingresar a jugar su decimocuarto partido en la Davis (ganó 7 de ellos), Pella señaló: “Hicimos una preparación muy buena y a conciencia, y personalmente desde el miércoles a la tarde me empecé a sentir a gusto con la cancha”.

Cambios luego de la pandemia Es cierto que el nacido en la ciudad de Bahía Blanca, a 640 kilómetros de Buenos Aires, no tuvo grandes resultados desde la reanudación del circuito en agosto del 2020 tras la suspensión por la pandemia.

Y Pella lo padeció. Eso le llevó a cambiar de entrenador. Dejó a José Acasuso para volver a trabajar con Fabián Blengino. “Con Fabi siempre tuvimos una relación muy buena como coach y también fuera de la cancha, de padre-hijo.

Sabe lo que me hace bien y eso me ayuda. He levantado mi nivel en la última gira. Espero que sea un punto de partida para mejorar mis resultados”. En la Davis, Pella venció a jugadores como el español Pablo Carreño Busta, el británico Kyle Edmund y el chileno Cristian Garín.

“Estoy en un momento diferente de mi carrera. Ya tengo 31 años y quiero disfrutar de lo que hago. La verdad es que no pensé seriamente en dejar de jugar al tenis, pero sí en una pausa. La pandemia me jugó en contra, con demasiadas restricciones.

Por las limitaciones en los vuelos no había muchas chances de regresar a la Argentina y eso hizo todo cuesta arriba", reconoció. "Por suerte ahora parece estar todo un poco mejor en cuanto al coronavirus y está avanzando el ritmo de vacunación. Eso es vital”, dice, aliviado, quien jugará este fin de semana su undécima serie de Copa Davis.