Break Point España: una historia más allá de la competición



by   |  LEER 375

Break Point España: una historia más allá de la competición

El sexto título conquistado por España en la edición de las Davis Cup Finals 2019 contiene todos los ingredientes de una narración que va más allá de lo deportivo. Lo vivido por el equipo de Sergi Bruguera en la semana de competición fue de una intensidad máxima.

Desde mañana, con el estreno de Break Point: A Davis Cup Story, podrás descubrir todo lo que pasó tras las cámaras con la narración en exclusiva de sus principales protagonistas. “En aquel momento, la competición pasa a un quinto plano” … comenta contundente Rafa Nadal.

“¿Cómo nos puede estar pasando estos a nosotros ahora?” mira firme a cámara Feliciano López. (...). Son solo dos de las frases que resumen lo vivido en las entrañas del equipo español que en 2019 se proclamó vencedor de la Davis Cup.

“Sentíamos que jugaba por algo mucho más grande que el tenis” resume Frank Dancevic al recordar a Roberto Bautista en su encuentro del domingo frente a Félix Auger-Aliassime. El fallecimiento del padre del número dos del equipo español la mismísima semana de la competición, el sábado de semifinales, es la parte más humana y sin duda la más increíblemente emotiva de todo lo acontecido en la Caja Mágica hace un año.

La semana se preveía intensa desde el lunes con el arranque de los primeros enfrentamientos; y el debut de España ante Rusia - el martes - había sido exigente. La victoria ante Croacia había resultado algo más cómoda y España se metía en los cuartos de final como primera de grupo.

Pero aquel jueves, cuando el equipo llegaba a las instalaciones de Caja Mágica, ya no venía al completo. Roberto Bautista había decidido abandonar al equipo avisado del empeoramiento repentino de la salud de su padre, quien desde hacía tiempo convivía con las secuelas de un grave accidente.

Sergi Bruguera, como capitán, era el primero en conocer en profundidad toda la situación y quien comunicaba a sus tenistas lo sucedido. Una carrera de obstáculos Aquel era solo el inicio de todo un periplo que el documental Break Point: A Davis Cup Story recoge en parte de sus secuencias.

A la ausencia de Roberto se sumaban los contratiempos en forma de lesiones inesperadas, marcadores tremendamente igualados y jornadas épicamente largas. Rafa Nadal firmaba una de las semanas más exigentes y espectaculares de su carrera acabando invicto en los ocho partidos que jugó en solo seis días.

El mallorquín, número uno del mundo aquella semana, quedó además fuertemente afectado al vivir tan de cerca lo que le pasaba a su compañero, debiendo hacer un esfuerzo aún mayor. Cuando el domingo ante Canadá el equipo de nuevo desfilaba al completo, Roberto estaba incorporado en sus filas dispuesto a ayudar tras el fallecimiento de su padre un día antes.

Su sueño era rendirle homenaje y había comunicado a Bruguera que se sentía en condiciones de jugar. El desenlace hoy lo conocemos todos. España por 2-0 superó a Canadá en la final. Un sexto título más allá de lo deportivo que es ya parte de la historia de una Davis Cup donde los grandes tenistas siguen haciendo crecer su legado.