Wimbledon: Espectáculo de Kyrgios: victoria sobre Tsitsipas y polémica



by   |  LEER 680

Wimbledon: Espectáculo de Kyrgios: victoria sobre Tsitsipas y polémica

Nick Kyrgios es único en el circuito masculino. Le guste o no, Nick Kyrgios sigue siendo un personaje indispensable en un paisaje cada vez más atrapado por la monotonía. En el partido contra sí mismo y en el de Stefanos Tsitsipas, el talentoso australiano se esfuerza por ganar de todas las maneras.

Durante casi dos sets juega un partido perfectamente normal. Sí, es cierto. Aunque pierda el primero en el tie break (por una doble falta al principio y una aventura bastante previsible en la red) siempre se hace peligroso en la devolución y con el saque a su disposición cierra la gran mayoría de los intercambios con dos, máximo tres golpes.

El 6-7(4), 6-4, 6-3, 7-6(8) de la final probablemente no sirva para nada. ¿El espectáculo? Las disputas con el juez de silla comienzan en la parte final del primer set y estallan por completo en los últimos compases del segundo.

'Tsitsi' se esfuerza por no dejarse abrumar por el juego de Kyrgios, pero por pura frustración lanza intencionadamente la pelota al público al final del segundo set. Kyrgios no tiene nada que hacer: apela al precedente-Djokovic, despotrica, exige la descalificación y, paradójicamente, encuentra el recargo.

Gracias a una rotura al comienzo del tercero, fruto de un giro de vuelta poco elegante, el talentoso australiano maneja entonces el partido a la perfección.

Kyrgios avanzó a octavos de final en Wimbledon

Tampoco cae en las trampas de Tsitsipas, que en dos ocasiones dispara a la red.

Y que después de un tweener-servicio tira la devolución. Kyrgios, a pesar de la locura, no aplica ningún cambio particular en el plan táctico. Al contrario. Sigue martilleando con su derecha, quejándose, sin conceder puntos de quiebre.

Tsitsipas, que, sirviendo a un lado en los intercambios largos no encuentra armas suficientemente buenas, siente el momento y sobre todo la presión. Comenzó el nuevo Kyrgios en solitario, con un 0-40 al inicio del cuarto y un 15-40 en el 3-3.

En ambos casos, Tsitsipas pide y obtiene el apoyo del servicio y, de alguna manera, se mantiene vivo. Kyrgios, por su parte, remontó un 0-40 en el siguiente juego, en medio de cierta polémica con el palco. El tie break, un teatro más parejo, rompe en 2-1 con un error bastante trivial de 'Tsitsi' en el avance.

Kyrgios en el 6-5 'desperdició' el primer punto de partido en un intento de enjaular a Tsitsipas en la diagonal izquierda y en el 6-7 defendió perfectamente la red. El australiano abrió entonces la cancha con su derecha y cerró con su revés y en la segunda oportunidad se sacó de apuros con una bola corta. Frío, como era de esperar, el último apretón de manos entre los dos.