Wimbledon: Jannik Sinner se impone a Stan Wawrinka y avanza a segunda ronda



by   |  LEER 239

Wimbledon: Jannik Sinner se impone a Stan Wawrinka y avanza a segunda ronda

Jannik Sinner eligió el más prestigioso de los teatros para trasladar el cero del casillero de la victoria en pasto. Después de cinco derrotas consecutivas desde 2019, el talentoso italiano superó a Stan Wawrinka en la primera ronda y, al menos, alcanzó la segunda ronda en el Campeonato.

Es de suponer que Sinner carece de instinto asesino frente a un rival que, salvo algunas raras soluciones espectaculares, por improvisadas que sean, no tiene calidad en sus cuerdas y sobre todo en sus piernas para seguir el ritmo del tenista italiano.

Sinner, que no explotó inmediatamente una ventaja de break durante el primer set y que desaprovechó la ruptura en el segundo, gestionó el resto del partido de forma sólida: no hace falta decir que mantuvo un porcentaje muy alto de puntos con la primera bola y, sobre todo, que no retrocedió en los turnos de devolución, aunque, como es habitual, le costó un poco en los movimientos laterales.

La última reacción de orgullo del tricampeón de Grand Slam estuvo a un paso de la derrota: con 2-5 en el cuarto set, el italiano restableció la jerarquía desde el 0-30 y cerró con 7-5, 4-6, 6-3, 6-2.

Sinner avanzó tras derrotar a Wawrinka en Wimbledon

Tras una preparación casi nula sobre el verde, Fabio Fognini se estrelló contra Tallon Griekspoor en la primera ronda. El jugador de Taggiasco, que ya había pasado por la tercera ronda la temporada pasada, opuso una gran resistencia durante algo más de dos sets.

Ni que decir tiene que se desvaneció al principio y evitó estirar al máximo el segundo set: recuperó inmediatamente un break de desventaja en el segundo parcial, pero no pudo encontrar más armas lo suficientemente buenas como para poner en duda los turnos de devolución del holandés.

Al final, aprovechó dos errores más del italiano y selló su éxito con un 7-5, 5-7, 6-3, 6-4. El derbi italiano entre Elisabetta Cocciaretto y Martina Trevisan duró poco más de sesenta minutos.

La semifinalista de Roland Garros -difícilmente adaptada y no apta para las pistas de hierba- prácticamente lo hizo a tiempo para mover el cero del casillero de juego en sólo dos ocasiones, además en el primer set.

Nada que hacer para Lucia Bronzetti, que duró cinco minutos menos en el último set contra la estadounidense Li. Tras el 6-1 inicial, la italiana perdió su servicio en el corazón del segundo set y antes del 6-4 final también procuró cuatro oportunidades concedidas para volver a meterse en el partido.