Sebastián Báez sorprende a Lorenzo Musetti en Milán



by   |  LEER 225

Sebastián Báez sorprende a Lorenzo Musetti en Milán

Fue de los últimos en clasificar a las Intesa Sanpaolo NextGen ATP Finals. Llegó como el jugador con menos experiencia a nivel ATP Tour. Y encima debía debutar ante Lorenzo Musetti, el único local del torneo y tercer preclasificado.

Nada de eso importó para Sebastián Báez, que este martes jugó como si fuera un curtido a nivel de gira, imponiéndose sin si quiera enfrentar oportunidades de ruptura con su saque. El argentino necesitó de una hora y 39 para imponerse con parciales de 4-1, 4-1, 3-4(5), 4-3(5) y así terminar la jornada en Milán como líder del Grupo B, escoltado por Sebastian Korda que más temprano en la jornada prevaleció en el quinto set ante Hugo Gaston.

Báez, No. 111 del FedEx ATP Rankings, tuvo una presentación bastante completa. Casi sin fisuras. “Pude jugar de una manera de la que me siento contento. Pude hacer lo que se planteó”, aseguró Báez.

“Hubo errores y hay cosas para mejorar, pero la verdad una de las claves fue estar enfocado y conectado con mi equipo, con mi gente, y hacer que el entorno no importe y disfrutar porque esto es efímero”.

Sus juegos de saque tuvieron un promedio de duración de menos de dos minutos (casi la mitad del promedio rival). Además, generó 16 oportunidades de ruptura y tres quiebres fueron suficientes para hacer la diferencia, al igual que sus 23 tiros ganadores (10 más que Musetti) que ayudaron a compensar los 18 errores no forzados (tres menos que el rival).

El diestro de 20 años solo perdió once puntos con su saque y ganó el 42% de puntos con la devolución. Números que validan la mejor victoria de su carrera por ranking (venció al No.

58 del mundo) y que confirman por qué el argentino se ganó un lugar en este evento más allá de los cinco títulos conseguidos en la temporada en el ATP Challenger Tour. Y eso que el de este martes fue el primer partido de su carrera en estas condiciones.

Otra desventaja de la previa frente a sus rivales que no terminó pesando. “Yo no jugué ningún torneo en indoor y menos en cemento, solo jugué el US Open este año, pero me gusta la superficie”, recalca el argentino.

“También tuve varios días para adaptarme, y mi entrenador (Seba Gutiérrez) sabe mucho de esto, y me dijo ciertas cosas, que me ayudaron a adaptarme bien. Igualmente, la clave son las ganas y la concentración, y el hambre de cada uno”.

Su próximo desafío será precisamente Sebastian Korda, segundo preclasificado, No. 39 del mundo y con quien no tiene antecedentes. Este mismo miércoles alguno de los dos podría sellar su clasificación anticipada a semifinales del torneo.

“Es un partido duro. Él es un flaco que juega bien, que tiene varios partidos en esta superficie. Es americano. Pero yo todavía estoy concentrado en terminar el día lo mejor posible y mañana me enfocaré en la táctica con mi entrenador”, apuntó el primer sudamericano en ganar un partido en las Next Gen ATP Finals.