ATP París-Bercy: Novak Djokovic sigue siendo el Rey



by   |  LEER 319

ATP París-Bercy: Novak Djokovic sigue siendo el Rey

Las hazañas que consigue Novak Djokovic en pista no tienen precedentes. El tenista serbio volvió a romper los pronósticos, y derrotó en la final del Masters 1000 de París-Bercy al ruso Daniil Medvedev.

“Nole”, de 34 años y actual número uno del mundo, se impuso en poco más de dos horas con parciales de 4-6, 6-3 y 6-3. Curiosamente y cómo si los apostadores no entendieran de sus errores, el serbio salió como ligera víctima a un juego por el título, y en los choques dominicales no da tregua.

Al principio le costó, empezó perdiendo su servicio, aunque lo recuperó inmediatamente con tres games en fila y tuvo la oportunidad de un segundo ‘break’, pero Medvedev salió avante con su servicio y con ello logró encaminarse a la ventaja de un set.

El ruso se mostró como una pared, provocando que el número uno del mundo cambiara de estrategia y tuviera que recurrir a las constantes subidas a la red, y desde ese punto empezó a igualar el trámite de la contienda.

Además, subió considerablemente su efectividad con el primer servicio. Apenas tomó ventaja en el parcial, no la cedió para forzar un tercer y definitivo episodio. Ahí, tras cuatro ‘games’ muy igualados, en el quinto Djokovic logró un quiebre que sacó a Medvedev del encuentro.

Novak ganó 10 puntos en fila y sacó con 5-2. El público se metió a favor del ruso, querían ver más tenis y el entonces campeón defensor logró revertir uno de los dos breaks en contra que tenía.

Solamente sirvieron para hacer más larga la agonía. Djokovic no iba a dejar ir un partido que tenía en las manos. Al final acabó con 6 aces, un 79% de efectividad con el primer servicio y consiguió cinco de los seis breaks que generó.

No le pasó factura el pobre 19% de efectividad que tuvo con el segundo servicio. De esta forma, ganó su sexto título en el Masters de París-Bercy, aumentando aún más el récord que ya tenía en su poder.

“Nole” completó la semana perfecta y de paso se sacó una espina que tenía muy adentro luego de la final que perdió hace un par de meses en el US Open.