ATP Roma: Rafael Nadal va por la décima corona



by   |  LEER 814

ATP Roma: Rafael Nadal va por la décima corona

Rafa Nadal también supera el obstáculo del gigante Reilly Opelka y navega hacia la 52a final de Masters 1000 de su carrera, la duodécima en el Foro Itálico, donde irá en busca del décimo éxito y donde, probablemente, se encontrará a su gran rival, Novak Djokovic, ya que podría compartir con él la sexta final romana, un serbio que jugará contra el local, Lorenzo Sonego.

Llamado al examen más difícil de su semana de gracia, Opelka pierde como era previsible. Al fin y al cabo, el bueno de Reilly se medía con un tenista que vivía el partido 5000 de su carrera en tierra batida, con 457 victorias (458 con la de hoy), lo que supone un% que supera el 91%.

Rafael Nadal espera por Novak Djokovic o Lorenzo Sonego

En resumen, era imposible. Francamente, no se puede pedir más que un doble 6-4 en una hora y 32 minutos de juego del buen Opelka. Sin embargo, la salida de Opelka es furiosa, en línea con lo que se ha visto durante esta semana mágica para el estadounidense.

Es, de hecho, el gigante de Florida quien tiene la primera oportunidad del partido cuando en el cuarto juego al son de la paliza consigue tener cuatro puntos de quiebre, todos anulados con autoridad por parte del mallorquín.

Como ya se ha visto un guión en varias ocasiones, tras la ocasión desaprovechada llega el castigo y, si del otro lado está Nadal, la regla es casi segura: dos o tres golpes levemente largos y el español da el golpe: la primera ruptura que sufrió Opelka en la semana romana.

Y eso es suficiente para que él tenga en sus manos el primer set, archivado por 6-4 después de 50 minutos. Desde el último punto de quiebre concedido, Nadal ya no ha perdido puntos para perder su saque.

El estadounidense juega menos de uno de cada dos primero y, como era obvio, con el segundo el rendimiento es algo más del 50%. En el segundo set el porcentaje se derrumba al 33%, Nadal no deja que lo repita y en la tercera oportunidad de 1-1 clava el break que en esencia vale el juego.

El revés de Opelka que se desliza un metro más allá de la línea de fondo le da a Rafa una ventaja que el español guarda con esmero hasta que certifica el acceso a la final del Masters 1000 de Roma con un nuevo 6-4. Ahora, Rafael Nadal espera por Novak Djokovic o Lorenzo Sonego.