Pablo Carreño Busta volvió a levantar un trofeo ATP Tour después de dos años



by   |  LEER 444

Pablo Carreño Busta volvió a levantar un trofeo ATP Tour después de dos años

Dos temporadas después, Pablo Carreño Busta volvió a levantar un trofeo ATP Tour. El español conquistó este domingo la corona en el AnyTech365 Andalucía Open en Marbella, después de doblegar a su compatriota Jaume Munar por 6-1, 2-6, 6-4 en dos horas y 20 minutos.

En la octava final ATP Tour de su carrera, el No. 15 del FedEx Ranking ATP consiguió quedarse el quinto trofeo que viaja a su vitrina: Winston-Salem 2016, Moscú 2016, Estoril 2017, Chengdu 2019 y Marbella 2021.

Al otro lado de la red le esperaba el balear, que perseguía estrenar su palmarés en su primera final. “Es muy especial. No ha sido nada fácil, hemos trabajado muy duro”, reconoció Carreño, tras conquistar su quinto título.

“Llevamos unas semanas intentando recuperarnos de un dolor y creo que se ha trabajado muy bien. Obviamente no siempre que se trabaja bien los resultados salen, pero si no lo trabajas seguramente no salga. Sabe incluso mejor haber ganado así”.

El asturiano, que partía como principal cabeza de serie en el Club de Tenis Puente Romano, enlazó cuatro victorias durante la semana para quedarse el título. Ante Mario Vilella (R16), Soonwoo Kwon (CF), Albert Ramos Viñolas (SF) y Munar (F) añadió los triunfos suficientes para sumar un total de 200 partidos ganados en su carrera (200-169).

“El partido de hoy ha sido muy sufrido parecido al de ayer”, señaló en mención a sus semifinales con Ramos Viñolas. “Jaume ha jugado un gran partido. Quizás al principio me he sentido muy cómodo, pero luego me ha puesto en muchos aprietos.

Creo que la clave ha sido la fortaleza mental que he tenido hoy. He estado hasta el final. Sin estar al 100% he conseguido luchar cada punto, estar ahí, intentar que no me pasara por encima y no ha sido fácil, pero el resultado ha sido positivo”.

El asturiano saltó a la pista muy agresivo en el resto. Tanto que en el primer juego que Munar puso la pelota en juego con su servicio, fabricó tres oportunidades de break, pero no convirtió ninguna. A continuación, tuvo que emplearse a fondo para salvar él una opción de quiebre.

Del 1-1, 30/40 propuso su mejor nivel para escapar del peligro y enlazar cinco juegos consecutivos para hacerse con la primera manga por 6-1 en 34 minutos. A la propuesta ofensiva de Carreño, que intentaba dominar desde el fondo con la derecha, Munar se defendía con pundonor.

La distancia en el juego no era tan grande como dictaba el marcador, pero el cabeza de serie No. 1 se mostraba más contundente en los momentos determinantes de cada juego. Esa sensación de que la diferencia no era tan amplia entre los dos protagonistas se tradujo en el segundo set sobre la tierra batida andaluza, cuando el balear se colocó 3-2, 0/40.

Convirtió su primer break en su cuarta oportunidad y se adelantó 4-2. La garra y entereza al final del parcial le permitió cerrar 6-2 de su lado y llevar la final al set definitivo. En el quinto juego Carreño pareció dar un golpe decisivo al encuentro, firmando un quiebre para adelantarse 3-2.

Pero cuando sacó para confirmarlo, Munar se lo devolvió de inmediato para igualar 3-3. En un pulso al todo o nada, fue el asturiano quien impuso su veteranía en este tipo de partidos en los instantes finales.

Con 4-4, el servicio del mallorquín llegó hasta en ocho ocasiones al ‘deuce’ y a la séptima oportunidad llegó un break que fue definitivo. “Cuando vas de número uno la presión está presente por mucho que quieras evitarla.

Ir de No. 1 en un torneo te pone un poco de obligaciones, de hacer las cosas bien, pero creo que lo he afrontado muy bien”, sentenció Carreño.