AO2020: Roger Federer saca otro partido épico y se mete a semifinales


by   |  LEER 10793
AO2020: Roger Federer saca otro partido épico y se mete a semifinales

Los cuartos de final del Abierto de Australia empienzan a generar emociones al máximo, un duelo entre Roger Federer y Tennys Sandgren que mantuvo a todos al borde de la silla y que tuvo de todo, incluso con el suizo envuelto en un momento caliente.

El duelo comenzó con un Roger cumpliendo el papel de favorito, un afinado tenis que maravilló con saque, volea y fonde de cancha, al que poco podía responder el norteamericano, incapaz de hacer frente al planteamiento de un Federer que comenzaba controlando las acciones.

El de Basilea generó el primer impacto en el sexto juego del primer set donde quebró para irse 4-2 arriba, ya había avisado en el turno de saque anterior de Sandgren y esta vez no falló. Confirmó la ventaja el seis veces campeón de este torneo y en poco más de media hora firmaba la primera manga por un 6-3.

Lo que pocos esperaban es que la tónica cambiaría, Tennys jugaba libre, sin presión, disfrutando del rival y del escenario, sabía que nada tenía que perder y que cualquier cosa podría pasar.

Ese "cualquier cosa", fue una molestia física de Federer, uno de sus abductores daba fallos y limitaba su movilidad en pista. El libreto del partido cambió drásticamente, Roger poco podía moverse ante un iluminado Tennys al que todo le salía.

Quebró de entrada, una dosis que repitió para quedarse con la segunda manga por 6-2, un set donde Federer cometió hasta 15 errores no forzados. Sandgren aprovechó el impacto y así dar otra estocada, volvió a romper en el inicio del set y se fue arriba 3-0, un momento en el que vino la polémica con un Federer que recibió una advertencia de la juez de silla por abuso de palabra, una grosería en un momento muy tenso para el dueño de 20 Majors.

El de los Estados Unidos mantuvo el tipo, poco falló en el que podría ser el duelo de su vida, mientras que su adversario era asistido por el fisioterapeuta por sus molestias en una de sus piernas. 15 errores no forzados más fueron a la cuenta del helvético y otro 6-2 subía a la pizarra de la Rod Laver Arena.

El silencio de la sorpresa invadía el estadio. No bajó los brazos el derecho de 38 años, se jugó el físico, batalló con el brazo y con lo que su cuerpo le permitía, el público le acompañó en su lucha.

Parejo fue el desarrolló del cuarto parcial, se jugaron todo, el estadounidense tuvo hasta tres puntos para partido, pero Roger supo sufrir y aguantar para colocar el 5-5, una paridad que llevó al desempate.

Cada uno siguió a lo suyo, pero destaca la paridad de un Sandgren que siempre mantuvo el nivel, un juego que apuntaló con un gran servicio, pero Roger no desmayó y apeló a los nervios de acero para salvar siete puntos para partido.

El instinto de supervivencia lo impulsaba, una mayor movilidad que le permitió elevar su juego y así igualar a dos sets por bando por un 10-8 en el tiebreak. La mesa estaba servida para un quinto parcial. Federer sacó la varita, quebró para el 4-2 y nunca soltó el domino del partido, una ventaja que mantuvo para cerrar el compromiso por 6-3, 2-6, 2-6, 7-6 (10-8) 6 6-3 en más de tres horas y media de acción. La leyenda sigue viva y ahora espera por el ganador entre Novak Djokovic y Milos Raonic.