Masters Cincinnati: sorpresiva eliminación de Alexander Zverev



by   |  LEER 1113

Masters Cincinnati: sorpresiva eliminación de Alexander Zverev

Se esperaba mucho esta semana de un jugador ubicado en la cuarta casilla del ránking de la ATP, pero no que fuera eliminado en su primer encuentro de la semana. Se trata de la sorpresiva derrota del alemán Alexander Zverev quien se despidió en su presentación en la segunda ronda del Masters 1000 de Cincinnati luego de caer ante el holandés Robin Haase con marcador final de 5-7, 6-4, 7-5 tras dos horas y 25 minutos de juego.

Cargado de irregularidades, el menor de los hermanos Zverev comenzó el duelo tratando de encontrar ritmo en la superficie de este torneo, incluso sufrió un quiebre en la primera manga, pero se repuso para recuperar la desventaja ante el experimentado rival que sacaba el máximo provecho a los errores del germnano de 21 años.

Pero Zverev impuso su bagaje para cerrar el parcial a su favor gracias a un quiebre que consiguió en el duodécimo juego cuando se quedó con el saque de Haase.

En la segunda manga la paridad se mantuvo y "Sascha" incluso recuperó una desventaja de cuatro juegos y estuvo a punto de quebrar el saque ante el holandés en el octavo game, pero Haase se creció en el momento de apremio con grandes jugadas que le dieron valor para ir por la hazaña y lo logró, cerrando el set con su saque sin mucho sufrimiento.

Robin Haase no sacó el pie del acelerador, sabía que podía dar la estocada final al teutón que no encontraba respuestas en su juego, y así fue, como en los inicios de los dos parciales anteriores, Haase pudo romper en el primer turno de saque de Zverev y aguantó en las tres chances que enfrentó con su servicio.

Fue una lucha cerrada en el cierre del parcial con un Zverev que se lanzó con todo a recuperar la distancia, pero el holandés no se escondió y también creció cuando el partido más lo ameritaba.

Con el triunfo, que deja la serie igualada a dos entre estos jugadores, Haase se medirá al español Pablo Carreño, quien superó a Bradley Klahn.