Jannik Sinner y Carlos Alcaraz, cifras récord para el gran reto de Wimbledon



by   |  LEER 382

Jannik Sinner y Carlos Alcaraz, cifras récord para el gran reto de Wimbledon

La edición de 2022 de Wimbledon trajo una gran noticia: la ruptura de la sagrada regla de "nunca en domingo" Por primera vez en la historia de este torneo, se jugó el Middle Sunday, es decir, el primer domingo, que cierra la primera semana del tercer Grand Slam de la temporada.

Se rompe así uno de los tabúes históricos de la hierba inglesa: sólo se había jugado en domingo en cuatro ocasiones (1991, 1997, 2004 y 2016) y consistía en recuperaciones de partidos no disputados por la lluvia.

En el primer año en que Wimbledon se inauguró oficialmente en domingo, se jugaron grandes partidos en la Cancha Central. En cuanto al cuadro masculino, en el día en que la pista más famosa de la historia del tenis celebraba su centenario con los grandes campeones del pasado, dos talentos del futuro saltaron a la pista en el partido de cuarta ronda: Jannik Sinner y Carlos Alcaraz.

El súper partido entre los dos ganadores de la Next Gen Atp Finals lo ganó el italiano en cuatro sets: 6-4, 6-1, 6-7, 6-3. Un partido jugado a un nivel muy alto, apreciado tanto por los espectadores en las gradas de Londres como por los que lo vieron desde casa.

Las cifras de audiencia

Según informa Tuttosport, el partido entre Jannik Sinner y Carlos Alcaraz, emitido simultáneamente en los canales Sky Sport Uno y Sky Sport Tennis, reunió a 395 mil espectadores medios y 1 millón 330 mil espectadores únicos: se alcanzó un 3,4% de share y el pico fue de unos 648 mil espectadores medios en la fase más destacada del partido, es decir, la llegada de Jannik Sinner al punto de partido.

El partido entre los dos jóvenes campeones sigue la tendencia que se ha manifestado durante toda la semana de Wimbledon en Sky. El domingo central, en el que también se produjo la victoria de Novak Djokovic en la Pista Central, captó más de 1,8 millones de espectadores únicos; la primera semana del torneo, en cambio, fue la más vista de la historia, con una media de 140 mil espectadores para los partidos disputados.