Jannik Sinner, un futuro cercano por decidir



by LEONARDO GIL

Jannik Sinner, un futuro cercano por decidir

Después de las numerosas dificultades físicas a las que ha tenido que hacer frente en los últimos meses, es probable que Jannik Sinner tenga que tomar algunas decisiones importantes estos días, lo que podría cambiar su actual calendario de la temporada.

La arcilla no ha dado el tan esperado impulso al jugador italiano en este 2022, tanto por un nivel de tenis menos que excepcional (por ejemplo, en Montecarlo y en el Internazionali BNL d'Italia, contra fuertes rivales del top 5 mundial) como por las lesiones en varias zonas del cuerpo, que le han llevado a tres retiradas en total, incluida la muy dura de Roland Garros.

Una situación que, obviamente, no es del agrado del talentoso joven de 20 años: es evidente que el atleta no quiere seguir el año de esta manera, continuando con problemas en cada torneo después de algunos partidos jugados.

La duda actual es la siguiente: comenzar las competiciones en hierba a partir de la próxima semana, ganando experiencia y mejorando su rendimiento en una superficie que no es afín a sus características, o parar durante un periodo más largo, intentando solucionar las dolencias físicas y fortaleciendo sus músculos.

La segunda opción fue la recomendada por su antiguo fisioterapeuta Claudio Zimaglia, que comentó la evolución de la temporada del italiano tras su ruptura con Riccardo Piatti.

¿Qué hará Jannik Sinner estas semanas?

Por el momento, el italiano está inscrito en el ATP 500 de Halle, pero sigue siendo una incógnita si realmente participará, dada su falta de comunicación oficial al final del Slam parisino.

A pesar de que el sanandresano, al igual que otros colegas, ha declarado en repetidas ocasiones que no mira mucho la clasificación de la ATP a estas alturas, esta semana su amigo polaco Hubert Hurkacz le ha vuelto a adelantar.

De este modo, el italiano ha descendido al puesto 13 de la clasificación mundial, una de las posiciones más bajas en varios meses. La situación no es preocupante, pero no hay que subestimar un hecho: ahora, con un gran torneo por disputar en el que están todos los mejores tenistas, Sinner se enfrentaría a un jugador del top 4 en los octavos de final (en lugar del quinto al octavo cabeza de serie, como ocurría últimamente).

Después de Wimbledon, el italiano podría recuperar puestos en la clasificación, ya que perderá muy pocos puntos a diferencia de rivales directos como Matteo Berrettini y Hubert Hurkacz.

Jannik Sinner