Carlos Alcaraz no tiene techo y jugará por estar en la final de Miami



by   |  LEER 571

Carlos Alcaraz no tiene techo y jugará por estar en la final de Miami

Carlos Alcaraz no tiene techo. Nació para jugar al tenis y para competir en los mejores escenarios. A los 18 años, y haciendo su debut en el Hard Rock Stadium en el Miami Open presentado por Itaú, Alcaraz continuó su racha de tenis épico con una victoria en cuartos de final por 6-7(5), 6-3, 7-6(5) sobre Miomir Kecmanovic el jueves por la tarde-noche.

Ambos competían en cuartos de final consecutivos de ATP Masters 1000 luego de carreras profundas en Indian Wells, y el español ahora ha igualado la mejor actuación de su carrera en ese nivel al llegar nuevamente a los cuatro finalistas en una batalla de inicio a fin para mejorar su récord en la temporada a un candente 16-2.

Kecmanovic proporcionó una dura prueba para el joven español, quien entregó un set por primera vez en el torneo, tras un arranque a toda orquesta del serbio con tres juegos consecutivos. El serbio lideraba por 4-2, 40-0, pero entre errores propios y aciertos del rival, llegó la remontada y la reacción del español, siempre con su cuota habitual de espectacularidad que le adosa a cada uno de sus tiros: ganó cinco puntos consecutivos para quebrar el saque e igualar luego el encuentro en 4.

No obstante, fue Kecmanovic quien se llevó el primer desempate, también mostrando las armas que lo han llevado a tener un gran inicio de temporada: tiros punzantes, velocidad y solidez en la cancha. Así firmó la primera manga por 7-6 (5), para robarle el primer set de Alcaraz en el torneo.

Desde allí, el partido se mantuvo en un elevado nivel, pero un quiebre en el segundo juego del segundo set le dio el aire que necesitaba Alcaraz. Así, rápidamente pudo colocarse 3-0. Ambos jugadores lograron llevarse la ovación tras ejecuciones de todo tipo y color (terminaría el partido con 51 winners).

El set decisivo no vio un solo punto de quiebre, aunque ambos lucharon dos veces hasta el 30/30, incluso en juegos consecutivos al final del set. Dos veces abajo de un mini-break por 0-2 y 2-4 en el tie-break decisivo, Alcaraz ganó los últimos cuatro puntos del partido para avanzar, cerrando el partido de manera espectacular con una dejada y un nuevo tiro ganador.

A sus 18 años y 10 meses, Alcaraz se convirtió además en el tercer semifinalista de menor edad en toda la historia del torneo. Solamente Felix Auger-Aliassime, entre los cuatro mejores con 18 años y 7 meses, y Rafael Nadal, subcampeón con 18 años y 9 meses, lograron abrirse paso de manera tan contundente en Florida a una edad más temprana.

“Ha sido una gran batalla ante un jugador que también se merecía ganar y me alegro que haya caído de mi parte”, dijo Carlos en la cancha. “Estoy muy contento pro mi seriedad en los momentos importantes y me quedo con los drop-shots que está siendo un arma para mí.

Y no solo le puedo pegar fuerte. Es algo que estoy utilizando muy bien para mi”, describió. Ahora tendrá menos de 24 horas para recuperarse antes de regresar a la cancha del estadio para enfrentarse al campeón defensor Hubert Hurkacz, un ganador de 7-6 (7), 6-3 sobre el No. 2 del mundo Daniil Medvedev el jueves temprano.