Francisco Cerúndolo y su gran semana en Miami: Yo quería jugar acá



by   |  LEER 948

Francisco Cerúndolo y su gran semana en Miami: Yo quería jugar acá

“Yo quería jugar acá”. Con una sonrisa incrédula, esa fue la primera declaración que le salió a Francisco Cerúndolo dentro de la cancha luego de avanzar a las semifinales en el Miami Open presented by Itaú tras el retiro del italiano Jannik Sinner.

Esa espontaneidad no es casualidad: a los 23 años, Cerúndolo vive la mejor semana de su carrera en su estreno en un evento ATP Masters 1000 pero hace tiempo que viene esforzándose para llegar a los primeros planos del ATP Tour.

En Miami, Cerúndolo se convirtió en el primer jugador en llegar a las semifinales individuales en su debut en el cuadro principal ATP Masters 1000 desde Jerzy Janowicz en París 2012, pero ha dejado claro que llegó para quedarse y que esas ganas de competir, de mejorar, y de hacerlo bien dentro y fuera de la cancha, lo han llevado a este inmejorable presente.

“Fran terminó el partido como con enojo, porque quería seguir jugando, de seguir compitiendo… el tiene muchas ganas de estar acá y lo está demostrando en todos sus partidos”, describe su joven entrenador, de 30 años, Kevin Konfederak a ATPTour.com.

Con Francisco en Miami no solo se encuentra Konfederak, su entrenador desde 2022, también lo acompañan su preparador físico Mariano Gaute, su agente Mariano Ink y uno de sus mejores amigos, quien pensó que estaría solamente por unos pocos días y vaya si ha estirado su estadía.

Los planes para todos parecen que han sido trastocados. ¿Cómo viven todos ellos todos estos triunfos? “Estamos muy contentos y con ganas de que siga”, describe Konfederak y enumera: “Fran está siendo una máquina dentro de la cancha, con una valentía enorme, jugar con jugadores de mucho nivel no es fácil y se lo ve bien, compitiendo y buscando soluciones en cada uno de los partidos”.

“Tuvo partidos con buenas sensaciones, incómodos, con fluidez en su tenis, de todo tipo. Tiene un valor enorme todo esto. Tiene todas las herramientas para jugar en este nivel, y cuando volvimos de Río a Buenos Aires yo lo veía en un nivel tan alto, sentía que con ese nivel en estos torneos podía hacer un desastre”, explicó su entrenador.

“Era increíble pensar que en su primer ATP Masters 1000 llegue a semi, pero terminó pasando y ahora hay que seguir”, aseguró luego de verlo firmar victorias ante Tallon Griekspoor, Reilly Opelka, Gaël Monfils, Frances Tiafoe y Jannik Sinner.

Para Cerúndolo, actual No. 103 del ATP Rankigs, todo lo que ha vivido por estos días es algo que no esperaba. “Estaba preparado para un buen resultado, pero no se si tan rápido. Es el mejor torneo de mi vida, pero creo que mi juego se adapta bien a las canchas duras y estoy con mucha confianza”, apuntó.

Y retribuyó al grupo de hinchas compatriotas en el estadio: “Es como jugar en Argentina, casi que soy local. Ahora espero que el viernes me acompañen para poder seguir disfrutando de esta locura”. Mientras tanto, en casa, en Argentina, sus padres Maria Luz y Alejandro siguen cada partido prendidos a la televisión e intentando acomodar sus actividades para poder ver brillar a su hijo.

La familia la completan su hermana ‘Coni’, quien se encuentra en Sudáfrica para disputar el Mundial juvenil de Hockey sobre césped con la selección argentina. Claro, después de sus padres, probablemente, el hincha No.

1 de Francisco es su hermano tenista Juan Manuel, quien también firmó una positiva semana en Miami llegando hasta la tercera ronda. ¿Esperaba esta irrupción de ‘Fran’? “El se merecía una semana así… Venía amagando que iba a poder hacerlo, su tenis ya estaba listo, pero le faltaba un poco de suerte.

El año pasado le congelaron su ranking, quedó al borde del Top100 y perdió la confianza. Pero ahora está demostrando el nivel que tiene y que tuvo siempre”, describió. “Es una locura esto, lo hablamos de chiquitos: vivimos juntos cada etapa y siempre le voy a desear el mejor de los éxitos y me pone contento haber podido compartir esta semana con el, aunque fue una lástima que yo perdí antes y no pudimos jugar entre nosotros”, dijo entre risas.

De hecho, el propio Francisco le pidió consejos a su hermano menor antes de enfrentar a Frances Tiafoe. “Me pone contento que el pudo seguir ganando dos partidos más y esté en semis y creo que puede seguir aún más lejos”, auguró.

En tanto, para el mayor de los Cerúndolo el tenis lejos está de ser lo único que tiene en su cabeza: el estudio y los libros siempre han sido una prioridad en su vida, y, según su visión, algo compatible con el deporte de alta competencia.

Tras terminar los estudios secundarios en Buenos Aires, Cerúndolo hasta llegó a hacer un semestre de Economía en Estados Unidos, en la Universidad de Carolina del Sur, en 2018. En ese momento, decidió que quería intentar una nueva aventura en el ATP Tour, pero hace unos años el mayor de los hermanos Cerúndolo empezó a cursar a distancia una licenciatura en management, economía y finanzas, en la Universidad de Palermo, tras el acuerdo con la ATP.

Y queda claro que puede llevar ambas carreras, la tenística y la académica, a la vez: por ejemplo, en 2020, en la misma semana en que rindió tres exámenes, ganó un evento ATP Challenger en Split, en Croacia, que le dio el ingresó al top 200 del escalafón internacional de tenistas.

“En Miami no tuve demasiado tiempo para estudiar, la verdad”, reconoció, esta vez. “Pero es algo que quiero seguir haciendo y espero poder recibirme y tener mi título universitario”. Por lo pronto, Cerúndolo ya se ha asegurado quedar al borde de los 50 mejores tenistas del mundo luego de sumarse a la lista de los últimos argentinos en semifinales del Masters 1000 de Miami junto a David Nalbandian (2006), Juan Mónaco (2012) y Juan Martín del Potro (2009 y 2018).

“Hoy seguro iremos a cenar a un lugar lindo con el equipo y después voy a mirar el partido de Zverev y Ruud con pochoclos… Me da lo mismo quien gane, ya los vi mil veces a cada uno por la tele”, contestó entre risas.

Con confianza, jugando el mejor tenis de su vida y disfrutando el presente, así pasa sus días Francisco Cerúndolo.