El jugador perfecto según Daniil Medvedev



by   |  LEER 592

El jugador perfecto según Daniil Medvedev

Con gesto risueño y con una sonrisa permamente, Daniil Medvedev se siente cómodo con el reto. Se trata de construir a su tenista perfecto con las mejores virtudes de algunos de sus rivales. Un nombre emerge repetidas veces: el de Novak Djokovic.

Además de la buena relación personal que les une, el ruso revela la admiración que siente por varias de las facetas del serbio. ¡Pero empezamos con la derecha! Y en ese caso no lo duda ni un solo segundo.

Su jugador perfecto tendría la derecha de su compatriota Andrey Rublev. “La derecha sería la de mi amigo Andrey, porque su derecha es una bomba” confiesa textual. Y Djokovic se lleva el revés.

“Iría con su revés” dice de forma contuntente. “Creo que todos sabemos que es uno de los mejores revés de la historia del tenis”. Parte importante de cualquier tenista es el talento.

Y Daniil tiene una respuesta muy concreta para ello: “En este aspecto tendría que elegir a dos tenistas. Creo que todos tenemos mucho talento pero escogería el de los jóvenes y me quedaría con el talento de Carlos Alcaraz y Jannick Sinner.

Tienen una edad similar y jugaron un partido muy reñido en París - que finalmente ganó Carlos - pero iría con ellos dos”. ¿Mentalidad? Respuesta directa y sin titubeos: “La de Novak.

La manera como maneja en las pistas las situaciones adversas es extraordinaria y trato de aprender mucho de él”. Y también del número uno mundial elegiría otro aspecto más: el físico.

“Hemos jugado el uno frente al otro en partidos que han sido muy físicos y muchas veces me pareció que estaba cansado pero luego en el siguiente punto ¡era capaz de correr, correr y correr! y al siguiente día era capaz de hacerlo de nuevo.

Así que por lo tanto, también elegiría de él esa virtud”. Y ¡hay más! También Daniil se quedaría con el resto de Novak: “¡Es que realmente puedes elegir a Novak en muchos aspectos!!

Y su resto es realmente especial”. Para el servicio, giro radical y respuesta sorprendente aunque eficaz al máximo. Su jugador perfecto tendría el servicio de un norteamericano. “Me quedaría con el de mi buen amigo Reilly Opelka porque tiene un enorme servicio y creo que le gustará que seleccione el suyo”.

Y acabamos como empezó. ¿Y si convirtiémos al tenista perfecto en alguien divertido?. “¿El más de todos?” - contesta. “Andrey Rublev. Realmente es muy divertido”.