Stefanos Tsitsipas: No me he vacunado porque no ha sido obligatorio para competir



by   |  LEER 591

Stefanos Tsitsipas: No me he vacunado porque no ha sido obligatorio para competir

El número tres del mundo, Stefanos Tsitsipas, dijo que sólo se vacunaría contra la COVID-19 si fuera obligatoria para competir en el tenis. Aunque el circuito masculino de la ATP ha animado públicamente a los jugadores a vacunarse, el griego de 23 años se encuentra entre los que todavía tienen reservas.

"Nadie me ha dicho nada. Nadie ha hecho que sea obligatorio vacunarse", dijo a los periodistas, cuando se le preguntó si se vacunaría mientras compite en Estados Unidos. "En algún momento tendré que hacerlo, estoy bastante seguro de ello, pero hasta ahora no ha sido obligatorio para competir, así que no lo he hecho, no", añadió Tsitsipas, que recibió un bye de primera ronda en el torneo Masters 1000 de Cincinnati.

Llegó a la final del Abierto de Francia en junio, pero sufrió una sorprendente eliminación en primera ronda en Wimbledon, donde dijo a los periodistas que le resultaba difícil vivir y competir en la "burbuja" de la COVID-19.

La vacuna COVID-19 ha dividido la opinión dentro del tenis. El número uno del mundo, Novak Djokovic, dijo en abril que esperaba que la vacuna COVID-19 no se convirtiera en obligatoria para los jugadores que compiten y se ha negado a responder a preguntas sobre su propio estado de vacunación.

Sin embargo, sus compañeros Roger Federer y Rafa Nadal, ganadores de 20 Grand Slams, consideran que los deportistas deben poner de su parte para recuperar cierta normalidad. Federer declaró en mayo que había recibido la vacuna de Pfizer-BioNTech, mientras que Nadal dijo: "La única manera de salir de esta pesadilla es la vacunación.

Nuestra responsabilidad como seres humanos es aceptarla. Sé que hay un porcentaje de personas que sufrirán efectos secundarios, pero los efectos del virus son peores" Los espectadores no podrán asistir a las rondas de clasificación del Abierto de Estados Unidos de este mes debido a la pandemia de COVID-19, según informó la semana pasada la Asociación de Tenis de Estados Unidos (USTA). La USTA dijo previamente que permitiría el aforo completo de aficionados para la parte principal del torneo.