Fernando Belasteguín y Arturo Coello firman una remontada épica en Valencia



by   |  LEER 343

Fernando Belasteguín y Arturo Coello firman una remontada épica en Valencia

Los dieciseisavos de final masculinos del Estrella Damm Valencia Open 2022 continuaban en la jornada del miércoles con grandes partidos y un pádel espectacular. Bela/Coello VS Lamperti/Sanz Seguramente el partido de la jornada.

Una preciosa batalla de tres sets y más de dos horas de juego de Fernando Belasteguín y Arturo Coello contra Miguel Lamperti y Jon Sanz. Los flamantes subcampeones de Valladolid iban a ver como el acierto y la siempre versión competitiva de Lamperti y Sanz les amargaba el estreno en Valencia.

Pese a comenzar por debajo en el marcador, el argentino y el pamplonica se las arreglarían para igualar la contienda y decidirla en el tie break a su favor. Tras ese 6-7 de Lamperti y Jon, la maquinaria de Bela y Coello empezaba a engrasar.

Así dominarían la segunda manga para decidirla con un 6-3 y lanzarse a por el partido en la tercera. Sin embargo, Lamperti y Sanz se quedaban que llegaron a ponerse 5-1 y saque para cerrar el partido a su favor.

Desde ese punto se confirmaría una de las remontadas del año. El 7-5 final en favor de Bela y Coello levantaba al público de sus asientos y colocaba a la pareja hispano argentina en octavos de final. Diestro/Fernández VS Rico/Leal Partido importante para la afición valenciana.

Partido con jugador local, Javi Rico, que junto a Javi Leal, se medían a Pincho Fernández y José A. Diestro. Una pareja siempre rocosa y dura como Diestro y Pincho iba a imponer su ley en la primera manga.

Si bien la igualdad era la tónica dominante en todo momento, un break decidiría el set en favor de la pareja extremeña (6-4). Esa igualdad iba a ser protagonista en la segunda manga también. Más incluso que en la primera pues, en esta ocasión, solo el tie break decidiría el partido.

En contra de lo que buscaba la grada de La Fonteta, Javi Rico y Javi Leal no pudieron vencer en la muerte súbita y Valencia se queda sin uno de sus máximos exponentes. Pincho y Diestro, a octavos.