El secreto de la prevención de lesiones en el Padel



by MARIANO GOMBI

El secreto de la prevención de lesiones en el Padel

Un buen nivel técnico no siempre decide un partido de pádel. Lo decide la forma física. Es posible que, hasta hace relativamente poco, en este deporte no se le diese su merecida importancia al entrenamiento físico.

Pero no conviene olvidar que detrás de grandes profesionales, como Ale Galán, Sanyo Gutiérrez, Fernando Belasteguín, etc., hay horas de preparación física y gimnasio, además de una buena técnica.

BENEFICIOS DE MANTENER UNA BUENA FORMA FÍSICA 1 Beneficios de mantener una buena forma física 2 Entrenamiento Funcional en el pádel 3 Importancia del Core No es ningún secreto que una buena forma física general asegura la máxima continuidad en nuestra vida deportiva.

Y es que una buena forma física tiene muchos beneficios como: Prevención de lesiones: tendinitis tronco, roturas musculares en extremidades, esguinces articulares… Mejora el aprendizaje del gesto deportivo: con muy pocos entrenamientos técnicos se consiguen notables mejoras en el juego.

Llegaremos antes a las bolas: nos dará tiempo a ejecutar mejor el golpe, y es que no se debe olvidar que al pádel también se juega con las piernas. Entrenarse físicamente es prepararse psicológicamente: proporciona al jugador una gran seguridad en los momentos más complicados de cada partido.

ENTRENAMIENTO FUNCIONAL EN EL PÁDEL

Con las típicas rutinas de máquinas de gimnasio sólo se mejora la fuerza. Pero, en realidad, hay que entrenar fuerza, resistencia, flexibilidad y equilibrio, siempre adaptándolas a las características específicas del pádel.

Esto es lo que se conoce como «Entrenamiento Funcional de Pádel«. La finalidad de este tipo de entrenamiento es mejorar la condición física de varias articulaciones a la vez. Esto implica a todos sus grupos musculares: tronco, brazos, hombros, piernas, cadera, etc.).

De esa manera, podremos dominar sin dificultad las diferentes situaciones que encontraremos durante un partido de pádel, como correr, saltar o realizar una volea. Es por esto que uno de los puntos más importantes a tener en cuenta en este deporte, es que el jugador que golpea una bola de pádel debe estar en movimiento continuo.

En ese sentido, adquiere una gran importancia el cinturón o núcleo abdomino-lumbar (más conocido como Core). Este «cinturón» está compuesto por todos los músculos abdominales y lumbares, que forman una verdadera faja muscular que se encarga de rodear nuestra cintura.

IMPORTANCIA DEL CORE El Core forma un puente muscular entre la columna vertebral y extremidades inferiores. Entre los ejercicios que potencian la faja muscular de la cintura pélvica se encuentran los «Hipopresivos«.

Este ejercicio trabaja la musculatura profunda del abdomen y del suelo pélvico. Son especialmente útiles en: Pacientes con Escoliosis Vertebral Juvenil. Aquellos que padecen incontinencia urinaria, como mujeres post-parto u hombres intervenidos de próstata.

Patologías de músculos adductores – isquiotibiales (osteopatía pubis), donde hay un desequilibrio entre estos grupos musculares. Además, es importante no olvidar realizar estiramientos pre y post partido.

También hidratarse adecuandamente bebiendo agua antes y durante el ejercicio físico. Con esas dos simples acciones lograremos prevenir lesiones musculares, tendinosas y articulares. En definitiva, el pádel es un deporte más, con sus exigencias y técnicas al igual que cualquier otra disciplina. Por ello es importante mantener una buena forma física con un entrenamiento adecuado